Cuidando mi corazón sobre todas las cosas

Proverbios 4:23 “Sobre todas las cosas cuida tu corazón, porque este determina el rumbo de tu vida.”

Leb en original hebreo significa, hombre interior, mente, voluntad, entendimiento, pensamiento, sede de las emociones y pasiones. Este proverbio nos advierte que hay que guardar la esencia de tu ser.  El corazón físico y la condición del corazón espiritual son muy semejante, y si no somos diligentes, los exponemos a consecuencias graves. El corazón va más allá de un órgano cuya función es vital, cual nos mantiene respirando. En el corazon precisamente es ahí, donde se toman las decisiones que nos hacen sabias o necias.

“Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias” Mateo 15:19.

  1. Nuestro corazón tiene que estar en sintonia con Dios, Cuando dos cosas están en sintonia coinciden, es estar alineado con El. Que quiere decir  esto?, que lo que a Él le agrada te agrada a ti también y lo que a Él le entristece a ti también.

El rey David tenía deseo de agradar a Dios, hacer  su voluntad, alinear su hombre interior, su mente, su voluntad con su Señor y creador. Incluso luego de haber pecado, al punto de cometer adulterio y asesinato, David entendió que necesitaba que Dios limpiara su corazón porque esa era la única manera de vivir plenamente.

“Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, Y renueva un espíritu recto dentro de mí” Salmos 51:10.

Del mismo modo para tener un corazón saludable a nivel físico necesitamos ingerir alimentos que contribuyan al buen estado, hacer exercisio, mantener una vida activa. Asi tambien, el corazón emocional y espiritual, necesita que lo alimentemos bien, con comidas saludables, y una de sus formas es leyendo la Palabra.

  1. Dios examina mi corazón. Dios es el cardiólogo divino a quien tenemos y debemos visitar.

“Todo camino del hombre es recto en su propia opinión;Pero Jehová pesa los corazones” Proverbios 21:2.

Cuando dejamos que las emociones negativas y pensamiento negativos comiencen a expandirse, el corazón ya esta en problemas. Tan simple como:

  • Un pequeño resentimiento se convierte en amargura.
  • Ciertos logros nos llenan de orgullo y nos roban la humildad. Dios detesta la arrogancia.
  • Los logros de otros producen envidia. Sin embargo, hay veces que no nos damos cuenta.
  • Continuo pensamientos negativos.

Asi como las arterias del corazón son silenciosas y pueden taparse, asi las de nuestro corazón espiritual también se van obstruyendo, hasta que un día sufren un infarto espiritual.

David en Salmos 139:23-24 dice, “Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis pensamientos;24 Y ve si hay en mí camino de perversidad, y guíame en el camino eterno.

 Sin embargo, hay algo que no podemos ignorar, No siempre lo que nuestro corazón siente es lo mas adecuado. No podemos olvidar que tenemos un corazón sujeto a una naturaleza pecaminosa por lo tanto no siempre tendrá pensamientos puros ni buenos.

Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? Jeremias 17:9

  1. Protege tu corazón. Cuida las cosas a la que expones tu corazón. Tu mente, tus pensamientos. La mente es como una bolsa y solo nosotras decidimos que escogemos echar en ella. Que escuchas en la radio?, que miras en la televisión?, o en el internet? Este es un deterioro silencioso.

La analogía de las arterias entra por la obstrucción que ocurre poco a poco, esto no ocurre de la noche a la mañana. El daño que nos hacemos al ver y escuchar cosas que no honran los principios de Dios es lento, sigiloso, silencioso, y con todo el potencial para provocar un infarto espiritual.

* Otra que obstruye la arteria del corazón espiritual son las malas conversaciones.

“No se dejen engañar. Las malas compañías corrompen las buenas costumbres” 1Cor 15:33 NVI.

Un corazón sano no se hace parte de chismes, ni de conversaciones donde se critique o se difame. Es fácil caer en este habito más, cuando se reúnen con amigas, familiares, o lo viste y oiste en casa todo el tiempo. Decide no subirte en el tren de la crítica y el chisme.

 “17 ¿No se dan cuenta de que todo lo que entra en la boca va al estómago y después se echa en la letrina? 18 Pero lo que sale de la boca viene del corazón y contamina a la persona” Mateo 15:17-18 NVI.

Como mujer, esposa, madre, amiga, estudiante, empresaria,  etc. necesitamos cuidar nuestro corazón espiritual tanto como cuidarnos físicamente. Guardar el corazón requiere que lo sometamos a un examen constante. No podemos depender de un chequeo anual. El rumbo de nuestra vida dependerá en gran manera de que hagamos con nuestro corazón.

la palabra examina en Hebreo significa Palac y es considerar, pesar, nivelar, equilibrar, allanar. Una de mis oraciones a Dios y te invito a que se convierta en la tuya tambien, es Dios examina, considera, pesa, nivela, equilibra, y allana mi corazon.

Acuérdate la gente juzga por las apariencias,  pero “El Señor mira el CORAZON” 1Samuel 16:7

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s