No te compares

IMG_9325 (1).PNG

¿Sabes cuándo una persona padece de envidia?
Cuando siente coraje en el momento que a otros les va bien, se ven bien y están bien.
La envidia es un síntoma de insatisfacción personal y rabia propia de auto-saboteo.
Rabia por querer algo que no se tiene, y que probablemente no se puede.
Sin embargo, la raíz de la envidia provoca la necesidad de estarse comparando. La persona que constantemente se está comparando con otras personas padece de identidad propia.

La cadencia personal la quiere llenar con trazos de diferentes personas a las que envidia.

Te repites: “Me gustaría ser como ella”, “tener ese cuerpo”, “tener ese talento”, “me gustaría tener el esposo que ella tiene”,“los hijos que ella tiene”,“tener la casa que ella tiene”, “tener las amigas que ella tiene”.
¡Si, pero no eres ella!

Nadie puede ser como tú; y tú no puedes ser como nadie.
¡Tú eres tú!

Cada persona posee cualidades y aptitudes diferentes por los cuales fueron creados.
Cada persona tiene huellas únicas, particulares e irreemplazables.

Si se entiende este dato; entonces,
¿Porque te comparás?
¿Porque deseas los logros y sueños ajenos?
¿Porque caminas, hablas, e inclusive haces la pose, con el mismo perfil y sonríes como aquella persona a la cual no soportas ni puedes ver?
¿Será que lo que te molesta en ella es un reflejo propio?
¿Quizás es que si te comportas y vistes como las otras personas justo entonces te sentirás amada, aceptada y serás vista?
El dicho más común: “Si ella pudo, entonces yo también puedo”, “Si ella lo hizo, yo lo puedo hacer mejor”.
Que pensamientos tan más erróneos; una persona no te puede inspirar a ser tu misma a base de comparaciones.

Una persona que te inspira de verdad solo puede crear en ti buscar lo propio más no lo ajeno.
Sin embargo, la envidia no conduce a la inspiración, si no que provoca la comparación.
Los límites que la vida presenta no son causantes de la derrota personal.
La vida siempre otorga una oportunidad para emprender y mejorar. Más una actitud de comparación jamás permitirá ver qué hay en sí mismo, porque está muy ocupada viendo que hace y deja de hacer las otras personas.
La persona que se compara vive en una insatisfacción permanente porque siempre se encuentra a alguien mejor que él o ella.
Deja de compararte y deja de comparar.
Vive tus propios sueños porque no puedes vivir ni gozar los ajenos. Por qué NO son tuyos.
Se tu misma y no te conformes a ser la copia de alguien más.
Si padeces de este mal busca ayuda profesional.
Si te es imposible alegrarte con los logros ajenos principalmente de aquellos a los cuales están cerca de ti. Entonces se tiene que tratar con eso lo más pronto posible.

La insatisfacción es un mutilador silencioso que autodestruye y destruye a los que están a tu alrededor.

“La envidia es el homenaje que la mediocridad le rinde al talento”  Jackson Brown.

 

One thought on “No te compares”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s